Encuentra la Ruta perfecta para ti

Una guía fotográfica para que disfrutes de nuestras rectas.

Otra recta de 4,5 Km nos lleva a Torremormojón, donde podemos desviarnos a la izquierda, y por un camino, subir a las ruinas del castillo. En este punto podemos elegir entre tomar la carretera P-921, que mediante una recta de 4,5 Km nos lleva a la Villa de Ampudia, y desde allí seguir los 6,5 Km rectos de la P-901 que nos devuelve a la CL-612 en Villerías, o la recta que une Torremormojón con Villerías por la CL-612 que es de 6,2 Km.

Desde Villerías, después de probar el queso, podemos hacer una visita a la “Laguna de Boada”, no siempre existente, pues desaparece en las épocas más secas. Esto lo haremos por la P-922 una recta de 5,5 Km. A la vuelta podemos desandar lo andado o tomar un desvío a la derecha que por otra recta de 5,2 Km en la P-912 nos lleva a Meneses de Campos. (En verano podemos aprovechar y darnos un baño en su estupenda piscina municipal).

Desde Meneses hay una espectacular recta de 5 Km que nos lleva a Montealegre (y su impresionante castillo) en dos tramos: la P-912 y la VA-912 atravesada por la CL-612. ¡Atentas al cruce! Igual que si hacemos el camino directamente desde Villerías a Palacios de Campos por la CL-612, una recta que, atravesando Palacios, nos lleva prácticamente a Medina de Rioseco. La recta más larga de la ruta con sus 14,5 Km.

En Rioseco podremos descansar de tanto disfrute y tomar un tentempié o comer por su sitio, y dar un paseo por la “Ciudad de los Almirantes”, riquísima en cultura e historia.

Puntos de interés:

VILLAMARTÍN:

Es muy curioso el antiguo depósito del agua, en pleno pueblo, que está repleto de nidos de cigüeña, con sus correspondientes inquilinas. Un paseo nos hará disfrutar de la arquitectura de barro materializada en sus múltiples, variados y espectaculares palomares. Podemos apreciar toda la gastronomía del pato en La Posada de Campos, dar un paseo a caballo y si hay suerte ver un partido de “Horseball” (un peculiar baloncesto a caballo).

MAZARIEGOS:

Torre-mirador donde apreciar toda la extensión e inmensidad de Tierra de Campos.

VILLERÍAS:

Iglesia (origen SXII, portada románica), ermita, palomares, bodegas… y una excelente quesería. Merece la pena llevarse una cuñita del queso curado “Campos Góticos”.

AMPUDIA:

Un montón de cosas que visitar y mucha información en internet. El espléndido Castillo, la colegiata de San Miguel, los soportales de la calle principal, palomares en los alrededores, museo de arte sacro, museo de medicina… Y una estupenda oficina de turismo.

TORREMORMOJÓN:

Ruinas del antiguo castillo, el “Castillo de la estrella de campos”, palomares de todo tipo y condición, paredones de tapial y la iglesia de Sta. Mª del castillo, con retablos del SXVI.

BOADA DE CAMPOS:

Cabe destacar su laguna, con un observatorio ornitológico “los ánsares”, donde, con prismáticos, podemos avistar gansos, ánsares, grullas, garzas, limícolas y patos como ánade real, la cerceta común, el pato cuchara… Imprescindible caminar un poco (1,5 Km) y en invierno es probable que esté embarrado.

MENESES:

La iglesia de Ntra. Sra. de Tovar tiene importantes retablos del SXVI y SXVII, buenas pinturas y esculturas. Hay unas buenas instalaciones deportivas con piscinas a las afueras del pueblo, donde está todo el ambiente en verano. Dicen que en Meneses se inventó la tortilla de patata, “La mal asada”.

MONTEALEGRE:

Impresionante e imprescindible su castillo y el centro de interpretación del medievo.

PALACIOS DE CAMPOS:

Corrales (tapias de piedra en seco), palomares y fuentes.