Cristina Cañibano Espada, abrió la puerta de su gestoría y correduría de seguros en Medina de Rioseco en mayo de 2016.

A pesar de que ella ha vivido prácticamente toda su vida en una ciudad asturiana siempre se sintió muy vinculada y arraigada a Tierra de Campos, comarca de su familia, por lo que decidió volver al pueblo y montar aquí su negocio. Para ella el medio rural aporta esa cercanía que exige una personalización mucho mayor del servicio ofrecido a cada cliente, pero también genera un compromiso mutuo beneficioso para ambos.

C&C ASESORES ofrece servicios integrales a empresas y particulares para realizar todo tipo de gestiones que precisen de asesoría.  Dentro de estos servicios cabe destacar el de matriculación de vehículos agrícolas y las transferencias de vehículos en el que, además de realizar el trámite, orientan en todo momento a la persona compradora y vendedora sobre cómo se tiene que realizar y qué documentación precisa, con su intervención se asegura del tipo de vehículo que compra y las cargas que este pueda tener.

Como es correduría de seguros cuenta con muchas compañías aseguradoras lo que ofrece la ventaja a su clientela de poder revisar necesidades y precios cada año y adaptar el tipo de seguro a lo que la persona necesita.

C&C valora la agilidad y rapidez, el tiempo de su clientela es importante, por ello apuesta por el uso de las tecnologías. Además, se desplaza a otros municipios cuando las personas no son capaces de utilizar estos programas o no pueden acudir a su oficina.

El papel de personas autónomas y PYMES en la sociedad rural es básico para la supervivencia de los pueblos, aunque cree que, muchas veces, el reconocimiento al tejido empresarial llega hasta que este no desaparece.