Clara Campoamor fue una de las primeras mujeres abogadas y también una de las primeras en ocupar un escaño en España, en las Cortes Constituyentes de 1931, donde defendió no sólo el derecho de voto para las mujeres, sino otros muchos derechos para alcanzar la igualdad jurídica entre los sexos. Clara fue la única sufragista del mundo que logró el voto femenino desde la tribuna de un Parlamento. Hoy os contamos su historia, que también es la nuestra.

Somos Tierra de Campos
Radiolumbre
Somos Tierra de Campos Radiolumbre