La Asamblea General de las Naciones Unidas declara que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y tienen la capacidad de contribuir de manera constructiva al desarrollo y bienestar de la sociedad. Este es el punto de partida que da significado al FAMI (Fondo de Asilo, Migración e Integración), un fondo que se gestiona conjuntamente por la Comisión Europea y los Estados Miembros a través de la aprobación de programas estratégicos plurianuales nacionales.

El objetivo final de estas actuaciones es crear las condiciones adecuadas para lograr un desarrollo y bienestar de la sociedad en su conjunto bajo la premisa de la interculturalidad. ¿Qué entendemos por interculturalidad? La interculturalidad es el proceso de comunicación e interacción entre personas o grupos con identidades de culturas específicas diferentes, donde no se permite que las ideas y acciones de una persona o grupo cultural esté por encima del otro, favoreciendo en todo momento el diálogo, la concertación y, con ello, la integración y convivencia enriquecida.

Para ello, la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos desarrolla actuaciones enmarcadas en este programa para la integración efectiva de personas migrantes en los territorios rurales de Castilla y León mediante acciones de sensibilización destinadas a la población en general.