• El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación otorgó el premio a la almazara riosecana en la modalidad “Frutado maduro”

Pago de Valdecuevas ha recibido el Premio “Alimentos de España Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra, campaña 2020-2021”, en la modalidad “Frutado maduro”, otorgado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Un reconocimiento que pone en valor “el trabajo minucioso, el cariño por la tierra y el cuidado de la materia prima desde el origen” según ha explicado Sara Brezmes, relaciones públicas de la firma.

Una experiencia para todos los sentidos

Tras unas fiestas navideñas cargadas de compromisos, compras y celebraciones, la vuelta a la rutina y a los quehaceres diarios puede resultar un poco desmoralizadora. Sin embargo, se puede organizar planes originales con familia y amigos que permite evadirse y disfrutar de las posibilidades que ofrece la provincia de Valladolid. Este es el caso de Pago de Valdecuevas, una finca situada en Medina de Rioseco (Valladolid) con su propio olivar y almazara, que permitirá vivir una experiencia oleoturística en el corazón de Castilla y León.

Visitar el olivar y las instalaciones de Pago de Valdecuevas supone sumergirse en la historia de Medina de Rioseco, donde tendrían lugar unos hechos de gran repercusión sobre la suerte que correría España durante la Guerra de la Independencia. La visita comienza con un paseo por el pago, conociendo las características y peculiaridades del olivar, a la par que se respira la historia donde el General Blake luchó contra las tropas napoleónicas en la batalla del Moclín.

Un recorrido por el pasado que además permite “descubrir, a través de los olivos y sus frutos, la extraordinaria belleza de los paisajes” explica Brezmes. “Los olivos son un cultivo con tradición, un viaje al pasado, que nos permiten obtener un producto de categoría superior gracias al amor por la tierra y los cuidados procesos de elaboración” añade.

La visita continúa por las instalaciones de la almazara. Su proximidad con el olivar permite realizar la molturación en un breve periodo de tiempo, obteniendo un producto de categoría superior.

La experiencia culmina con una cata que en la que el visitante podrá degustar diferentes tipos de aceite de oliva y aprenderá a reconocer cada una de sus características y matices propios, incluyendo el AOVE premiado. La visita supone una inmersión en el proceso de elaboración del mejor aceite de oliva virgen extra de España y disfrutar de “lo mejor de la aceituna y del olivar, pero también de la esencia de su pueblo y su historia” concluye Brezmes.