Presentación

  • Olga Martín Herrero
  • Empresa: Carnes y Embutidos ‘El Arco’
  • Año de inicio de la actividad: 2000
  • Productos/Servicios que ofrece: Carnes y embutidos
  • Nº de personas empleadas: 4
  • Ubicación: Villabrágima (Valladolid)
  • Web: https://embutidoselarco.es

¿Cuál fue el punto de inicio de Carnes y Embutidos El Arco?

El Arco surge a partir de la jubilación de mi madre quien ya tenía una carnicería en Villabrágima, y nosotros nos instalamos en una nueva localización, que es la que da el nombre a la actual empresa y que se encuentra en el histórico arco de la plaza de Villabrágima.

¿Qué situación determinó la creación de la empresa? ¿Por qué en Villabrágima?

Principalmente, la necesidad dar un empleo a mis hijos, que en esa época se encontraban estudiando, unido a la tradición familiar y la jubilación de mi madre. La idea fue crear una empresa familiar que pudiera emplear a mis hijos y quedarnos en el pueblo.

¿Cuáles son los pilares sobre los que se asienta tu modelo de negocio?

La calidad de las carnes, provenientes de la zona, y un proceso artesanal y realizado íntegramente por nosotros; desde el traslado del animal vivo, la producción hasta el envasado y empaquetado de los productos terminados, como son los embutidos o los productos embotados en aceite de oliva.

¿Con qué formación cuentas?

Soy Licenciada en Derecho, y conocedora del sector porque lo he visto en casa, pero hasta que no montamos la empresa en el año 2000 no lo había vivido.

¿Cómo recuerdas los inicios? ¿Contaste con la ayuda de alguna entidad o alguien a la hora de iniciar la actividad?

Tuve una ayuda muy importante del LEADERCAL a través del Grupo de Acción Local ‘Colectivo Tierra de Campos’, sin esa ayuda no lo podría haber hecho porque había que hacer importantes inversiones, como la instalación de las tres cámaras de secaderos o montar la carnicería.

¿Qué necesidad estás resolviendo?

Nosotros trabajamos con todo tipo de carnes: ternera, lechazo, pollo, conejo y, sobre todo, cerdo. Además, producimos embutidos y embotados en aceite que enviamos a toda España.

¿Cuál es tu propuesta de valor? ¿Qué es lo que te diferencia del resto?

Variedad de productos y de una calidad. Además, que nosotros realizamos todo el proceso, desde el procesado de la carne, hasta la confección de cestas y lotes de productos, o la venta directa en nuestra carnicería.

¿Cómo es tu día a día?

En este periodo de navidad, al igual que en verano, trabajamos muy fuerte por toda la demanda que tenemos de embutidos y los productos embotados en aceite de oliva. Hoy, por ejemplo, friendo el lomo ya adobado para después embotarlo, etiquetarlo y que esté listo para la venta o enviarlo a través de empresas de reparto.

Háblanos de los retos y proyectos de futuro de tu empresa.

Personalmente, aguantar hasta que me jubile; pero mis hijos seguirán, por supuesto. De cara al futuro, estamos trabajando mucho a través de pedidos por todo el territorio nacional.

Empresa-Medio Rural

¿Qué papel desempeñan las mujeres emprendedoras en la economía del medio rural?

La creación de esta empresa fue la forma de que mi familia tuviera otro sustento, a parte de la agricultura que trabajaba mi marido. Y, sobre todo, un proyecto familiar que pudo dar empleo a mis hijos y a mí.

¿Cuál crees que son las claves para tener éxito como emprendedora?

En mi caso, trabajar con productos de la tierra y de calidad. Tenemos productos frescos y todas las semanas género nuevo en los mostradores. Unido, por supuesto, al trato que ofrecemos a la clientela y nuestra simpatía. El boca-oreja se encarga del resto y eso hace que tengamos muchos clientes a los que estamos muy agradecidos.

¿Cómo podemos potenciar el vínculo empresa-medio rural?

Los pueblos son más accesibles e incluso más baratos para instalarse. En nuestro sector, en Valladolid trabajaríamos de otra forma, por ejemplo, sería una labor basada en el despiece, y aquí tenemos los espacios para hacer todo el proceso. Y ahora con las nuevas tecnologías y las empresas de reparto, podemos llegar con nuestros productos a muchos lugares.

¿Qué consejo le darías a una mujer que se está pensando crear su propia empresa en ‘Campos y Torozos’?

Que se anime, porque hay medios y ayudas para emprender. Es verdad que se habla de que los pueblos se vacían, que los jóvenes se van; pero aquí en Villabrágima estamos viendo lo contrario; muchos jóvenes se están quedando, comprando o construyendo casas.

Y, por último, como sabes el Colectivo Tierra de Campos gestiona desde 1991 las ayudas LEADER en la comarca, ¿consideras que los Grupos de Acción Local son un recurso importante para seguir apoyando la diversificación de las economías rurales? ¿por qué?

Como he dicho antes, yo me he beneficiado de estas ayudas y gracias a ellas pude arrancar este proyecto hace ya 20 años, crear una empresa familiar y que ha hecho posible que mis hijos tengan un futuro aquí en el pueblo.