Se realizará antes de fin de año y se trata de la mayor convocatoria de ayudas auxiliares

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, anunció la mayor convocatoria de ayudas auxiliares para la industria agroalimentaria, que se realizará antes de que finalice el año, y que estará dotada con, al menos, 70 millones de euros.

Así lo reseñó durante una jornada del diario Expansión, animando a los empresarios del sector a «coger ese tren» de ayudas «muy interesante, muy bueno y ojalá que no sea el único, pero sí el primero», porque la Junta irá con él «al tope que dejan los reglamentos europeos de ayuda auxiliar» y permitirá convocar ayudas por proyecto de hasta 4,5 o cinco millones de euros, informa Ical.

En palabras de Carnero, esta convocatoria pone de manifiesto «el compromiso del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco», y de la Consejería que él dirige en dotar a la industria agroalimentaria de medidas «administrativas, colaborativas y reivindicativas» con las que se alcanzaron, hasta el momento, los casi 160 millones de euros en lo que va de legislatura, a los que añadir los 59,8 millones de las medidas puestas en marcha con el programa ‘Somos del campo’ para apoyar a los sectores agroalimentarios más afectados por el cierre del canal Horeca durante el confinamiento decretado en marzo de 2020.

También recordó Carnero el programa ‘Smart Social Rural’ de digitalización y dinamización del mundo rural a través de la colaboración público-privada con universidades, cámaras, diputaciones y empresas, así como la promoción de 194 proyectos por valor de 1.500 millones de euros que fueron remitidos al Gobierno de España para que el sector agroalimentario de Castilla y León pueda acceder a los fondos ‘Next Generation’ de la Unión Europea.

Todo ello para afrontar los retos de un sector que debe «seguir avanzando en la idea de la calidad» así como en «la digitalización, la innovación, la internacionalización y la sostenibilidad» entendida esta como «el equilibrio adecuado entre los distintos eslabones de la cadena alimentaria», donde consideró necesario «construir un pacto adecuado entre productores, industria y distribución, porque aquí nadie está para perder dinero».

Fuente: El Norte de Castilla