• El Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos coordinará – hasta 2023 – el proyecto de cooperación regional ‘+Empresas +Empleo +Rural’ en el que participan 10 Grupos de Acción Local de Castilla y León
  • Con este proyecto se pretende impulsar el desarrollo sostenible del medio rural, mediante la innovación tecnológica, el apoyo al tejido empresarial y la generación de empleo para dar respuestas eficaces a las necesidades de las personas demandantes de empleo, emprendedoras y a las empresas
  • Desde 2004, el Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos ha participado en más de diez de proyectos de cooperación regional, interterritorial y transnacional: Abraza la Tierra, Observatorio Rural de Empleo, +IAldea, Trino, Tejiendo Redes, Comunicación Rural, Universidad Rural ‘Paulo Freire’, Cartorural, SIG-SIT, Iniciativas Empresariales de Empleo, Desemillas, Nueva Era Rural

Si el medio rural quiere seguir apostando por la cooperación entre territorios, es necesario reinventar su encaje en LEADER para el nuevo período de programación. Los agentes locales y los Grupos de Acción Local necesitan de un marco normativo sobre cooperación LEADER que cuente con una verdadera armonización y simplificación de las normas y reglas a nivel nacional y europeo.

¿Por qué invertir tiempo y recursos en tratar de buscar una solución a un problema, si ésta ya se encuentra en otra parte? ¿Queremos seguir apostando por el intercambio, el aprendizaje y las sinergias o que los territorios rurales vuelvan a estar aislados entre ellos?

Territorios rurales de toda Europa se han beneficiado de innumerables proyectos e iniciativas innovadoras y disruptivas gracias a la cooperación LEADER desde sus comienzos. La cooperación, elemento fundamental de la metodología, ha permitido el aprendizaje mutuo, la colaboración y la búsqueda de soluciones conjuntas a través de territorios y poblaciones -a priori- sin vínculos aparentes, más allá de su condición de áreas rurales.

La cooperación impulsa el intercambio de saberes, el diálogo, la mirada divergente a soluciones tradicionales. No importa que se dé entre entidades del mismo territorio, región o país, o que ocurra a nivel interterritorial, trasnacional o internacional con terceros países: si una iniciativa es exitosa para un área rural, ¿por qué no iba a serlo en otra? La cooperación ha logrado encontrar puntos en común entre territorios, en principio, heterogéneos, pero unidos a través de objetivos o desafíos comunes.

Los grupos de acción local españoles han demostrado durante años su firme apuesta por la cooperación, y los resultados les acompañan. Durante más de dos décadas, esta línea de acción supuso un enorme soplo de aire fresco para los territorios rurales, necesitados de ideas e innovación para su revitalización. Sin embargo, en los últimos años, los agentes del territorio ponen de manifiesto que la medida ha perdido interés y empuje por parte de las autoridades. Siendo uno de los siete principios fundamentales de LEADER, ¿Cómo hemos podido llegar a esta situación? ¿Cómo recuperar su espíritu original?

Reinventar la cooperación rural

Para volver a obtener los resultados exitosos que caracterizaron a la metodología en sus orígenes, es importante analizar dónde se han logrado los mayores aciertos y en qué se ha fallado. Como medida principal, desde REDR consideramos que, en el próximo período de programación, es imprescindible impulsar la cooperación como parte esencial e indisociable en las próximas Estrategias de Desarrollo Local. Para lograr la máxima eficacia -tal como venimos demandando desde hace varios años-, sería necesario acompañar esta medida de una normativa armonizada y accesible, que permita elaborar procedimientos ágiles y reducir las trabas administrativas con el objetivo de homogeneizar los períodos de arranque de la cooperación. Además del establecimiento de dicho marco normativo, claro y accesible, que se podría concretar en una Guía de Cooperación, es necesario aumentar la frecuencia de encuentros entre GAL -con el fin mejorar las redes existentes y la búsqueda de socios- y lograr disminuir el período para la planificación y la puesta en marcha de los proyectos. Los Grupos de Acción Local españoles tienen claro su apuesta por la cooperación (en todas sus vertientes): ahora la pelota está en el tejado de la administración.

Fuente: Red Española de Desarrollo Rural (REDR)