El mismísimo Pablo Picasso se inició en el arte de la cerámica con más de 60 años. Su dedicación fue intensa entre 1947 y 1953 y no la abandonó totalmente hasta el año 1971, en la fase final de su vida. Este ejemplo corrobora la idea de que el desarrollo y la creación artística no tiene edad. La capacidad creadora en las personas es innata y no caduca, se desarrolla en torno a una flexibilidad de pensamiento o fluidez de ideas. También puede considerarse como una aptitud de ampliar nuestras miras, de concebir ideas nuevas o de ver nuevas relaciones entre las cosas. Es decir, la aptitud y capacidad de pensar de forma diferente. Por lo tanto, en sentido amplio, podemos entender la creatividad como capacidad para generar ideas o resolver problemas. Las habilidades creativas cobran especial relevancia en edades temprana. Pero, el uso y motivación de la creatividad para favorecer el potencial creativo y el desarrollo de personas mayores, les permite adaptarse a su entorno con facilidad. Es evidente que existe un envejecimiento de la población en todo el mundo, pero a su vez va acompañado de un aumento de la esperanza de vida. Estas dos caras de la misma moneda han favorecido que las administraciones tomen en serio a las personas mayores y se preocupen por mejorar su calidad de vida, al menos en los países con gran desarrollo económico. En estas sociedades se pretende que las personas mayores tengan sus capacidades en un buen nivel, permitiendo así, que sean personas activas, implicadas en la sociedad. El número de personas mayores de 65 años ha crecido en los últimos años y continuará incrementándose en el futuro. Seguro que a todos y todas nosotras nos suenan las palabras envejecimiento activo. Bajo estas dos palabras se aúnan actividades y estrategias que ayuden a las personas mayores a envejecer teniendo una calidad de vida. Las actividades artísticas donde la creatividad juega un papel fundamental forman parte de ese granito de arena que pretende ayudar a las personas mayores a envejecer activamente. Además, cualquier actividad de este tipo contiene también un fin lúdico, de diversión y socialización con otras personas, fomentando el desarrollo socio-emocional. De este modo se consigue que la persona continúe activa a nivel físico, cognitivo, social y afectivo, mejorando su calidad de vida y promoviendo un envejecimiento saludable.

En el caso de personas mayores con deterioro físico o cognitivo también pueden disfrutar de las actividades artísticas y creativas desde una estimulación pasiva, puesto que desde la exposición de diferentes estímulos se consigue captar la atención sensorial. Resulta muy interesante para este grupo de edad, la utilización de técnicas artísticas y creativas ya que la actividad de nuestros sentidos no solo es mental, sino que se inicia con la visión, el tacto, el olfato… De esta forma, el arte puede ayudar a estas personas a prestar atención a lo que oyen, ven, saborean, palpan… experimentando sensaciones y haciendo que perciban cosas sin necesidad de reconocerlas. Se trata de insertar y/o implicar a la persona con el mundo y su contexto, de forma pasiva a través de las artes. Las actividades artísticas ayudan a estas personas a conectar con su parte emocional, y afectiva pudiendo rescatar experiencias y recuerdos vividos que les permitan conectar con sus seres queridos. De alguna manera estamos permitiendo y facilitando que se establezca un intercambio comunicativo para poder mejorar su calidad de vida. Si además podemos añadir actividades constructivas que les permitan realizar sus propias creaciones artísticas, aunque sea en un formato muy básico, conseguiremos involucrarles con su entorno. En el caso de personas mayores que no presentan deterioro, además de estas actividades, se pueden plantear otras que requieran mayor complejidad para la creación y producción de creaciones artísticas como, por ejemplo, decoración de piezas de arcilla, pintar un cuadro, hacer collares, pulseras con abalorios… etc. Con esto se consigue estimular su mente, favoreciendo la libertad de expresión y de acción, sentirse útiles y aumentar su autoestima, cuando sienten que sus creaciones son valoradas por las demás personas. Es importante destacar el valor que tiene el consumo de creaciones artísticas como la asistencia a museos, salas de exposiciones, teatros, cines… estas actividades favorecen que las personas mayores intercambien sus pareceres sobre la percepción de las mismas con otras personas de su misma o distinta edad enriqueciendo sus capacidades cognitivas.

Desde luego, queda claro que el desarrollo y estimulación de un pensamiento creativo es importante para el desarrollo del ser humano. El pensamiento estético-artístico y la creatividad son formas de mantener activas la mente y la imaginación, contribuyen a prevenir el deterioro cognitivo de la vejez. Por lo tanto, las administraciones deben favorecer el diseño y la implementación de programas integrales que incluyan actividades artísticas con el fin de promover un envejecimiento activo en su población.

El Colectivo Tierra de Campos también tiene actividades que están relacionadas con nuestras habilidades artísticas y la creatividad, los talleres de música, escritura creativa o de radio, son muy entretenidos y buscan fomentar la autoestima, generar emociones y relacionarse con otras personas. Por todo ello, animamos activamente a todas las personas mayores a participar en las actividades del Colectivo Tierra de Campos. Para todas aquellas personas, pueblos, entidades, ayuntamientos y agentes municipales interesadas en organizar estas actividades, pueden ponerse en contacto con nuestra entidad en el teléfono 983 72 50 00. Sí bien es cierto que la situación no es la más adecuada, se realizarán las actividades con todas las medidas de higiene frente a la COVID19, para garantizar la seguridad de las personas participantes, y así poder disfrutar de las actividades con bienestar.