Con el programa “Me quedo en casa y en mi entorno” pretendemos mejorar las condiciones y la calidad de vida de las personas mayores para que puedan permanecer en su entorno durante el mayor tiempo posible. Para ello, entre los objetivos que tenemos, están el analizar las necesidades de las personas mayores, el evidenciar la necesidad de buscar otras alternativas o el contribuir a que tengan equidad de acceso a servicios que garantizan derechos sociales y a la igualdad de oportunidades.

Una de las necesidades detectadas es el acceso a las entidades bancarias. Los bancos, debido a la disminución de la población y a la digitalización, han abandonado los pueblos. Las personas mayores que en ellos quedan tienen un grave problema, por la brecha digital que sufren (como mayores y como habitantes del medio rural), por la dificultad de transporte a un pueblo donde encontrar una entidad bancaria y a la limitación de horarios y tramites de estas. Ahora ni el autobús bancario que se acercaba algunos días a la semana llega a los pueblos. Hoy en día, el banco es un servicio esencial  y, si no proporcionamos una alternativa para nuestros pueblos, las personas mayores se verán obligadas a dejarlos.

El Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos trabaja en favor de las personas mayores mediante la realización de talleres, cursos y actividades en el territorio de Castilla y León.