Las formaciones impartidas por diferentes colectivos para que las personas mayores puedan aprender a manejar los diferentes dispositivos hacen que el mero hecho de acudir a estos talleres refuerce su autoestima, al ver que ciertas creencias erróneas que tenían tan arraigadas se eliminan dando lugar a una mayor confianza y superación personal. En cierto modo de eso se trata la vida de ir superando obstáculos y alcanzando pequeñas metas como puede ser aprender a mandar una foto a través de WhatsApp.

¿Cómo podemos acercar las nuevas tecnologías a todas aquellas personas aún reticentes a dar el paso? Consideramos fundamental seguir facilitando y fomentando información y por supuesto, que la formación llegue a todos los colectivos, sobre todo, a los más vulnerables, como son, aquellos municipios donde apenas hay conexión o no disponen de medios. También es importante trabajar con las personas mayores el miedo y los pensamientos negativos que puedan surgirles acerca de las nuevas tecnologías, valorando en todo momento el esfuerzo y la valentía por seguir aprendiendo, adaptándonos constantemente a todas aquellas necesidades que puedan tener o curiosidades que quieran conocer, partiendo siempre de lo más sencillo y manejable. Con ello se conseguirá además favorecer la interacción social ya que, a la vez que se aprende, se dará lugar a la posibilidad de conocer gente y unirse a nuevos grupos.

Es importante que la mente humana siempre se mantenga activa, ya que según avanzan los años la falta de actividad cognitiva hace que disminuya la capacidad de aprendizaje y por ello es fundamental aprender nuevos retos, realizar entrenamientos cognitivos continuos, realizar actividad física regular, tener una alimentación saludable, viajar, estar en contacto con otras personas y relacionarse con la familia y amistades. Y aunque no todo puede ser sustituido por las nuevas tecnologías si pueden ayudarnos en muchos casos a conseguir sentirnos mejor y tener una óptima calidad de vida.