Las empresas de inserción son iniciativas económicas de carácter no lucrativo cuyo objeto social es la inserción socio laboral de personas desempleadas en situación o riesgo de exclusión social a través de la realización de un trabajo remunerado.

Las personas trabajadoras pueden derivar de la percepción del Ingreso Mínimo Vital, jóvenes entre 18 y 30 años pertenecientes a Centros de Menores, personas con problemas de dependencia, internos o internas de centros penitenciarios, cuya situación les permita acceder a un empleo, personas procedentes de alojamientos alternativos; entre otros.

Para que una empresa se declare de inserción se exigen algunos requisitos, por ejemplo, que el 30 % de su plantilla se componga de personal en situación o riesgo de exclusión y/o se estructure como Sociedad Mercantil o Cooperativa.

En Castilla y León el Decreto 34/2007 de 12 de abril, es el que regula el procedimiento de calificación de las empresas de inserción laboral.

La Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural Tierra de Campos trabaja a favor de la inserción socio laboral mediante la realización de talleres, cursos y actividades en el territorio de Castilla y León.