El Consejo de la Unión Europea ha adoptado unas conclusiones sobre la mejora de las oportunidades para los jóvenes que viven en zonas rurales y zonas remotas. Las conclusiones reconocen que la población de la UE está envejeciendo, en particular en las zonas rurales y las zonas remotas. Por otra parte, se considera que uno de los principales motores del cambio actual es la urbanización, con una repercusión notable sobre varias políticas de la UE. Estas tendencias implican la necesidad de garantizar, en las zonas rurales y zonas remotas, una mayor disponibilidad y accesibilidad de servicios públicos y comerciales, de empleo y educación de calidad, de infraestructuras digitales y físicas, de transporte público y de actividades de ocio.

Las conclusiones invitan a los Estados miembros a fomentar planteamientos encaminados a reducir las desigualdades entre las zonas urbanas y las zonas rurales o remotas y a desarrollar medidas intersectoriales que reflejen los puntos de vista y la perspectiva de los jóvenes que viven en zonas rurales y zonas remotas. Las conclusiones promueven el emprendimiento, en particular el emprendimiento social, así como diferentes oportunidades de empleo en actividades agrícolas y otras actividades económicas. Se invita a los Estados miembros a que alienten a los jóvenes a que empiecen a participar en la vida de las comunidades locales —o continúen haciéndolo— a través de diferentes medios de ciudadanía activa, como las actividades de voluntariado y de solidaridad. También se invita a los Estados miembros y a la Comisión a que promuevan sinergias entre los programas e iniciativas de la UE como Erasmus+, el Cuerpo Europeo de Solidaridad, el Fondo Social Europeo y la Garantía Juvenil.

Por último, las conclusiones invitan al sector de la juventud de la UE a que contribuya a la sensibilización de los jóvenes y la población en general de zonas rurales y zonas remotas respecto de las oportunidades que ofrecen sus comunidades locales.