Ante una situación de peligro las mayoría de personas corremos hacia ese lugar llamado “casa” donde nos sentimos seguras, aunque más que un lugar “casa” suelen ser las personas que habitan en él.

Pero la realidad es que para muchas mujeres, el hogar es el lugar menos seguro donde pueden estar.

La crisis sanitaria del Covid19 nos ha obligado a aislarnos y practicar el distanciamiento social para protegernos y proteger a otras personas de la exposición y propagación del virus. Desafortunadamente, esto ha agravado los peligros que supone para una mujer víctima de violencia machista vivir con su agresor.

Según los últimos informes emitidos por el Ministerio de Igualdad, las llamadas al 016 contra la violencia machista se han incrementado en el mes de abril un 60% con respecto a las registradas en el mismo periodo del año anterior.

También se han disparado las consultas realizadas a este servicio de información y asesoramiento jurídico en materia de violencia de género a través de la plataforma online, pues durante la primera quincena de abril de 2020 su número creció en un 650% con respecto a la misma quincena del año anterior.

Pero sin duda el dato más preocupante es que, contrariamente a lo esperado, el número de denuncias por violencia de género ha disminuido durante el estado de alarma, pues convivir 24 horas con tu agresor hace más difícil presentar la denuncia.

Si estás sufriendo o conoces alguna mujer que esté sufriendo violencia machista no dudes en denunciar, pues los servicios de atención y asesoramiento siguen activos. O somos parte del problema, o somos parte de la solución.

Desde la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos, trabajamos por la prevención de la violencia contra las mujeres mediante la impartición de diversos talleres y actividades que de manera transversal se realizan por el territorio de Castilla y León.