Ciento cuarenta personas se dieron cita el pasado sábado día 4 de mayo en Aranda de Duero (Burgos) para mostrar su respaldo a la Declaración a favor de las personas trabajadoras extranjeras – promovida desde CCOO Castilla y León – que se entregó a representantes de Izquierda Unida, Podemos, PSOE, PP y Ciudadanos. Durante la lectura de este documento subieron al escenario del auditorio de la casa de la cultura de la villa ribereña las 83 asociaciones que, desde todas las provincias de Castilla y León, se habían desplazado hasta allí para mostrar su rechazo al discurso del odio contra la población inmigrante en Castilla y León.

La iniciativa impulsada por CCOO Castilla y León ha partido de abajo a arriba, organizando encuentros en cada provincia por los colectivos de personas extranjeras y las asociaciones que trabajan por los derechos humanos que han querido sumarse. En ellas se han incluido propuestas recogiendo las preocupaciones e intereses de las 88 entidades que la han suscrito con intención de que los partidos políticos las incorporen en los programas de las próximas elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo. Los ayuntamientos y la Junta de Castilla y León son las instituciones que llevan a cabo las políticas más cercanas a la ciudadanía y las que más pueden influir de cara a mejorar la convivencia cotidiana.

Vicente Andrés Granado, secretario general de CCOO de Castilla y León, que se encargó de presentar el acto, aportó una visión real de la situación de la población extranjera residente en nuestra Comunidad. “Son sólo el 5% contrarrestando a quienes hablan de ´avalancha o gran invasión’; son más jóvenes que la población autóctona por lo que no necesitan hacer un gran gasto sanitario como les acusan; además, la mayoría viven en el medio rural y conformar familias completas que ayudan a contener la sangría demográfica. Frente a la acusación de que ´quitan el trabajo’, los fríos datos demuestran que sus registros de desempleo siempre han sido y son mayores que los de la población autóctona. Es más, estas personas ocupan los puestos de trabajo en sectores más desregulados y con salarios más bajos”, afirmó Andrés.

En la jornada se insistió en que el trabajo es el motor de integración social. Si las condiciones laborales son precarias, como sucede en el colectivo de personas de origen extranjero, sus posibilidades de participar como ciudadanos y ciudadanas activas disminuyen. No tienen por tanto las mismas oportunidades que el resto y deben acudir a ayudas sociales para suplir lo que sus puestos de trabajo no les permiten tener.

Propuestas para que sean tenidas en cuenta por la clase política de cara al 26M

La cantidad de asociaciones de personas extranjeras presentes en el acto realizado en Aranda demuestra que hay muchas personas con inquietudes y ganas de cambiar la realidad pero necesitan apoyo e impulso. Por todo esto, de cara a las elecciones autonómicas y locales que tenemos por delante, las 83 entidades firmantes solicitamos a los partidos políticos que conforman las Cortes de Castilla y León que tengan en consideración estas propuestas:

  • Unión contra las situaciones de discriminación, en la lucha contra el racismo y un compromiso activo con la convivencia democrática y de progreso en la diversidad y el pluralismo.
  • Eliminar del discurso político y de las redes sociales las referencias a migraciones basadas en hechos falsos o manipulados que alimentan los discursos del odio.
  • Impulsar normas y políticas por el trabajo decente que mejoren las condiciones laborales en los sectores más desregulados que son los que más población de origen extranjero emplean: limpieza, empleo doméstico, cuidados a personas dependientes, agricultura y ganadería, hostelería y transporte.
  • Revertir las políticas de recortes en gasto social para que todas aquellas personas en situación de vulnerabilidad puedan acceder a ellas y el acceso a las ayudas no se convierta en un conflicto social.
  • Favorecer la participación social, cultural y comunitaria en los municipios para enriquecer la convivencia social facilitando lugares de encuentro a las asociaciones de inmigrantes y eventos que visibilicen la diversidad de orígenes de la ciudadanía.
  • Impulsar la gestión de la diversidad en los entornos laborales y públicos.

Desde el Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos animamos a la ciudadanía a que se posicione abierta y frontalmente contra los discursos del odio y racismo que ponen en peligro la convivencia pacífica en nuestros municipios conociendo cual es la verdadera realidad no solo la percepción negativa que se tiene de las migraciones por el temor a que se distribuyan los costes y beneficios de forma desigual, adquisición de mayores derechos sociales, aumento de los gastos del estado de bienestar, generan contención salarial siendo la realidad muy diferente ya que los obstáculos empujan a las personas inmigrantes a adquirir trabajos peores pagados, más precarios, empleo irregular; haciéndolos vulnerables hacia la explotación y los abusos.

Sin embargo, las migraciones son beneficiosas sobre todo donde hay una carencia de natalidad como lo es nuestro país puesto que propician un aumento de la tasa de crecimiento contrarrestando la población en edad de trabajar y fortaleciendo las finanzas públicas. Los efectos de la migración deben aprovecharse mediante políticas de cooperación para que los países de origen y receptores colaboren para garantizar la dignidad de las personas migrantes y eliminar los obstáculos. Las migraciones en Castilla y León han hecho una aportación importante, ya que han aportado en la economía mano de obra en momentos donde era imposible sacar las tareas adelante, han traído diversidad cultural, enriquecimiento, población y rejuvenecimiento de la misma.

Acceso a la declaración íntegra: http://www.castillayleon.ccoo.es//985597f9807edb1a9c2db4213f69d53e000054.pdf