Las trabajadoras de la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos nos unimos a la huelga feminista convocada para el 8 de marzo, día internacional de la mujer, porque “hay más de 1000 motivos”. No es sólo una huelga laboral sino también de cuidados, de consumo y estudiantil. La huelga laboral tiene como objetivo el que ese día las mujeres desaparezcamos físicamente de todos esos espacios laborales que ocupamos, pero en los que se nos infravalora e invisibiliza. La huelga de cuidados busca que, en el ámbito doméstico, los hombres se hagan cargo de los cuidados y de las tareas de la casa para que se den cuenta de la carga de trabajo que esta labor supone y de lo fundamental que es para que el hogar funcione. La huelga educativa es necesaria porque el sistema educativo es el principal espacio en el que se reproduce el actual sistema capitalista y patriarcal que nos ningunea y nos considera ciudadanas de segunda. Por su parte, la huelga de consumo invita a que, durante el 8 de marzo, las mujeres reduzcan al mínimo el gasto en suministros, bienes y servicios, como una forma de reflexionar sobre el peso de las mujeres en el modo de consumir y la fuerza que tienen para implantar modelos más sostenibles.

Con el apoyo a la huelga, las trabajadoras de esta entidad queremos visibilizar la gran labor que realizamos las mujeres en una sociedad patriarcal que no valora todo lo que aportamos.