Cada año, una media de 60 mujeres (cifra oficial) son asesinadas por sus parejas o exparejas, cifra que, a fecha de hoy (14 de febrero de 2019) asciende a un total de 984 asesinadas desde el año 2003 en que se comenzó a registrar los datos. En estas cifras, no aparecen datos sobre mujeres y niños y niñas que también han sido asesinadas por la violencia machista, mujeres como Laura Luelmo, que fue violada y asesinada por Bernardo Montoya, un hombre completamente desconocido, que creyó poseer la total libertad de disponer del cuerpo de Laura para su completo uso y disfrute, sin importar nada más. O el caso de Ruth y José dos peques de 6 y 2 años, cuyo padre, cegado por la necesidad de hacer daño a su pareja y madre de los menores, acabó con su vida de la manera más cruel.

La violencia machista en España tiene nombre y apellidos y es un asunto que nos afecta a todos y todas, es un problema político y social, no es una problema que afecte únicamente al ámbito privado y por ello debe ser abordado por todas las instituciones del estado con leyes que aseguren la integridad de todas y cada una, y denunciado y reprobado por la sociedad en general.

Desde la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos, trabajamos por la prevención de la violencia contra las mujeres mediante la realización de diversos talleres y actividades que de manera transversal se realizan por el territorio de Castilla y León.