El pasado 14 de febrero el Colectivo para el Desarrollo Rural Tierra de Campos, con sede en la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco, presentaba la solicitud de petición de la creación de una Ley de Regularización de la profesión de Educación Social, promovida por el Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales (CGCEES).

Para esta organización, que trabaja en el ámbito del desarrollo rural, es importante que se regule esta profesión, dado que gran parte del trabajo que realizan en zonas rurales desfavorecidas, está basado en la ejecución de programas y proyectos de intervención socioeducativa, donde el acompañamiento a personas y colectivos juega una pieza clave y fundamental.

La educación social es una prestación educativa, al servicio del cumplimiento de los valores fundamentales de un Estado de Derecho: 1) Igualdad de todos/as los/as ciudadanos/as, 2) Máximas cuotas de justicia social y 3) Pleno desarrollo de la consciencia democrática.

Por otra parte, la misión de esta organización es contribuir al desarrollo sostenible del medio rural de Castilla y León mediante la realización de programas socioeconómicos dirigidos a toda la población para la mejora de su calidad de vida y evitar la despoblación.

El Colectivo Tierra de Campos lleva trabajando en la comarca desde 1991 y el año pasado cumplió su XXV aniversario. En los momentos previos al nacimiento de esta asociación, muchos de los colectivos integrantes ya venían trabajando desde hace años por el desarrollo integral de diferentes zonas dentro de Tierra de Campos. Entre ellos ya existía un lazo fuerte en sus objetivos y metodologías. Surge entonces la necesidad de coordinar sus acciones y de unificar esfuerzos para lograr el desarrollo territorial y conseguir más recursos para dicha labor. El Colectivo Tierra de Campos fue creado por 17 organizaciones y en la actualidad lo componen 63 socios.

Esta organización gestiona desde 1991 el enfoque LEADER, realiza diferentes programas de acción social dirigidos a la población rural: infancia, juventud, mujeres, personas mayores, personas inmigrantes y personas con diversidad funcional. Y desde 2007, promueve en la comarca un proyecto de comunicación y participación sociocultural denominado ‘La mar de campos’.